HONDA JORNADA FEDERAL EN LA PICADA

29-02-12 |

Los vecinos de La Picada, cerca de Paraná, contaron la emoción que les generó el ingreso de los jinetes detrás de los tambores de La Yaguarona al atardecer del sábado 25 de febrero, en memoria de la Batalla del Espinillo. La Cabalgata y el Fogón de los pueblos libres se han convertido ya en un clásico de la región.

Hubo guitarras, quenas, acordeón, bellas voces, danzas y tambores, y entre la cabalgata y el fogón, dos disertaciones de lujo a cargo de Mario Alarcón Muñiz y Juan José Rossi.

Ya después de las 18 Hhs. se reunían jinetes en las orillas del Espinillo y tras entonar las estrofas del Himno los presentes recordaron, a través de dos jóvenes, el motivo de la reunión y las consignas del monolito de mármol plantado allí el año pasado.

En medio de la rueda de jinetes, los tambores de La Yaguarona le dieron el condimento exacto para lanzar la cabalgata, y la emoción vino en la voz del recitador Blas Zapata, que se apeó de su montura para recordar, en versos, cómo los entrerrianos y orientales respetaron la vida de los vecinos luego de la victoria aquel 22 de febrero de 1814, en la batalla que fundó la provincia de Entre Ríos y consolidó el federalismo, concretado en la Liga de los Pueblos Libres y simbolizado con la banda roja.

El arribo y el desfile de los jinetes a la Picada, precedidos de tambores, y las disertaciones servirían de prólogo a las danzas y canciones sudamericanas en el llamado Fogón de los Pueblos Libres.

La jornada fue bella también por la fuerte presencia de jóvenes y niños, sin peligros, que se deleitaron con el paso de los caballos, o fueron ellos mismos los intérpretes de la música sudamericana.

El presidente de la Junta de Gobierno local, Alfredo Herrera, comunicó a los vecinos la designación de la calle colectora junto a la ruta nacional 12 con el nombre “José Artigas”, adhirió al pedido de los vecinos de que la calle Julio Argentino Roca pase a llamarse Andrés Guacurarí, y anunció también que el camino entre La Picada y el Espinillo se llama, desde el sábado, “Batalla del Espinillo”, y así figura en un bello cartel de madera ya colocado, con los colores de la bandera federal.

Las exposiciones de Mario Alarcón Muñiz y Juan José Rossi, con la precisión y la autoridad que da el estudio de nuestra historia y nuestras culturas durante décadas, fueron la fruta del postre para la cabalgata. Se explayaron no sólo sobre el significado de la victoria federal, y los valores de la revolución Artiguista, sino también sobre la identidad del continente americano desde que el hombre ingresó por Bering, y cuestionaron el nombre América como una imposición del invasor, para mostrar en cambio la legitimidad del nombre Abya Yala.

Las actividades son organizadas por la Junta de Gobierno de La Picada, la Cooperativa Cultural Puente de la Picada, y la Junta Americana por los Pueblos Libres, con adhesiones de varias juntas de gobierno y municipalidades vecinas.

El presidente de la Junta Americana, Pedro Aguer, leyó el texto de la Declaración de la Picada, escrito en un enorme pergamino con fotografías de las cabalgatas y con la imagen de la bandera federal, e invitó a la firma del documento que quedará como recuerdo en la cooperativa cultural. El pergamino se llenó de firmas y dice: “Rendimos homenaje hoy a la Batalla del Espinillo del 22 de febrero de 1814 y a los bravos orientales y entrerrianos que fundaron la provincia de Entre Ríos y nos legaron el federalismo. Gracias a la confluencia de los vecinos y las autoridades de La Picada, participamos de la designación de tres calles de esta localidad que llevarán los nombres Andresito Guaçurarí (en reemplazo de Julio Argentino Roca), José Artigas y Batalla del Espinillo. Tras protagonizar la cabalgata y el fogón de los pueblos libres, firmamos en esta Declaración nuestro compromiso inquebrantable con la emancipación, y lo hacemos a 30 años de la recuperación de las islas Malvinas, que volvieron al poder del intruso inglés y avivan nuestras convicciones contra todo colonialismo. La lucha de Artigas hace 200 años debe guiarnos hoy como guió en su época a quienes supieron mantenerse fieles al que proclamó “la libertad en toda su extensión imaginable”. Lanza ayer, hoy camino, Artigas vuelve. ¡Que viva la emancipación! ¡Que viva la unidad del Abya Yala! La Picada, 25 de febrero de 2012”.

En el fogón cantaron Hernán Rondán Grasso, Ricardo Maldonado, Silvia Lanche (de los pueblos mocovíes), César Nanni. Bailaron los grupos Presagios de mi tierra y De algarrobos y espinillos. Y realizaron también su presentación jóvenes artistas de crespo.

Las naciones gauchas, criollas, indias, afroamericanas, la complejidad del Abya Yala, estuvo expresada en los mismos artistas.

El encuentro movilizó a cientos de personas de la región, y marca un hito en la conmemoración de fechas históricas desde el pie, lejos de los acartonamientos oficiales, con participación de artistas de la zona y con la novedad de que puedan escucharse reflexiones como las de Rossi y Alarcón Muñiz, en medio de una reunión musical y tradicionalista, cuando estas ponencias son restringidas muchas veces a ámbitos universitarios, de difícil acceso para los trabajadores.

Notable el encuentro logrado con la confluencia de distintas organizaciones, y todo a pulmón.