La Junta Americana saluda la advertencia de Correa a la Cumbre de Cartagena.

05-04-12 |

Los miembros de la Junta Americana por los Pueblos Libres –JAPL- saludamos la determinación del presidente de la República del Ecuador, Rafael Correa, de faltar a la Cumbre de Cartagena, mal llamada “de las Américas”, si no se invita a Cuba y cesa el bloqueo imperialista contra ese pueblo hermano, y si no se trata como prioridad la invasión colonialista en las Malvinas.

Los países no tienen derecho a ceder a las presiones del imperio para desplazar nada menos que a los hermanos cubanos, que constituyen uno de los pueblos más coherentes y sacrificados del continente. La carta, en la que Rafael Correa anuncia su ausencia en la Cumbre del 14 y 15 de abril, es claramente comprometida con la unidad de los pueblos y el proyecto de Patria Grande, y a la vez, respetuosa y cordial. Allí se expresan las inquietudes de millones de habitantes de Abya Yala, y es correcto y oportuno el llamado de atención para que no se vuelva a eludir el tratamiento de temas centrales.

Guardamos expectativas de que presidentes de otros países, como el nuestro, que dicen coincidir en el antiimperialismo, no dejen sola a la República del Ecuador en este valiente gesto reivindicatorio. El presidente ecuatoriano desnuda con lucidez y en pocas palabras la prepotencia política y el atropello militar de dos potencias, poniendo de relieve verdades categóricas: el colonialismo británico (con el apoyo tácito o explícito de las naciones autodenominadas ‘primer mundo’) con su belicosa fortaleza militar en las Malvinas argentinas; y el imperialismo de los Estados Unidos del Norte con su bloqueo de medio siglo contra las mujeres y los hombres de Cuba. Además, menciona otros graves temas de Abya Yala, por lo cual consideramos que el contenido de esta carta de Correa constituye una agenda actual muy atinada y justa. Tanto el atropello del imperio yanqui contra el pueblo cubano como la presencia violenta, usurpadora y depredadora de Gran Bretaña en el Atlántico Sur, fueron temas repudiados en reiteradas resoluciones por la Organización de las Naciones Unidas.

Sin embargo los Estados Unidos del Norte y Gran Bretaña ignoran las decisiones de los países del planeta y se burlan de nuestros pueblos, sostenidos en el poder de sus misiles nucleares y sus capitales financieros, contra toda razón, contra todo derecho y por décadas; y al mismo tiempo tienen el tupé de seleccionar quiénes deben estar o no en una cumbre y vetar a nuestros hermanos. Esto demuestra que Naciones Unidas incumple con sus postulados esenciales y garantiza el predominio de los poderosos.

No nos resignamos a la ocupación británica de las Malvinas que lleva 18 décadas, no nos resignamos a la ocupación estadounidense de Guantánamo que ya superó los 100 años, no nos resignamos a las incursiones del Comando Sur y la IV Flota, y advertimos que la comunidad internacional deberá exigir un resarcimiento moral y económico al hermano pueblo de Cuba, que permanece sitiado con un bloqueo de medio siglo que avergüenza a la humanidad por la violación flagrante de los derechos humanos.

¡No dejen sola a la República del Ecuador! ¡Basta de vetos imperialistas! Junta Americana por los Pueblos Libres –JAPL-.