Apoyo a periodistas y abogados que desafían a la corrupción

26-02-16 |

La Junta Abya Yala por los Pueblos Libres –JAPL- expresa su solidaridad con los abogados y los periodistas de Paraná que denuncian hechos de corrupción política, y llama a reflexionar sobre la corrupción del capitalismo (incluso dentro de la ley), promovida por el Estado.

Los abogados Rubén Pagliotto y Guillermo Mulet denunciaron corrupción yluego sufrieron una sospechosa violación de su Estudio jurídico y un robo selectivo de informaciones y expedientes.

Sus presentaciones se originaron en gran medida en aportes periodísticos de la revista Análisis, dirigida por Daniel Enz, cuyo compromiso contra la corrupción lleva décadas.

Entre los denunciados por ese Estudio y esa revista se encuentran ahora el ex gobernador Sergio Urribarri y miembros de su familia por el presunto delito de enriquecimiento ilícito. Los poderosos deben esclarecer su situación patrimonial, la justicia debe investigarla, y el gobierno es responsable de la seguridad de los denunciantes, abogados y periodistas, y de las redacciones y los estudios jurídicos.

Estos profesionales marcaron irregularidades en otras gestiones de gobierno de distintos signos, con lo cual ofrecen reiteradas pruebas de coraje cívico.

Estamos atentos también a la actitud que adopte la justicia, cuando los mismos denunciantes acusaron al jefe de los fiscales de Entre Ríos por su “ostensible y patética subordinación a los poderes fácticos”.

No debemos naturalizar las arbitrariedades del poder, sea el Ejecutivo, la Justicia o el empresariado, y tampoco creer que la corrupción de los políticos se restringe a lo que se llevan a casa. La corrupción es un sistema que enferma a distintos partidos, empresas, corporaciones, instituciones religiosas, sindicatos, personas, como supo investigar y denunciar con valentía el ex fiscal de investigaciones administrativas Oscar Rovira. El sistema ha colocado sus piezas en los puntos clave del poder para la impunidad, y puede notarse en la selección de los vocales del Superior Tribunal de Justicia de Entre Ríos, por dar un ejemplo. Por eso el estado de cosas no nos extraña.

Claro que el capitalismo lleva en sus genes la corrupción, esa es su “moral”. La corrupción es el abuso del poder para provecho propio, o de un sector, y eso es norma en el capitalismo, expresión “victoriosa” de la modernidad occidental que exalta el individualismo y el egoísmo, sobre la comunidad y lacomplementariedad del Abya yala (América). La corrupción es un crimen. Puede manifestarse fuera de la ley (como en el caso que nos ocupa quizá) o dentro de la ley (más común y peor), y no deja de ser corrupción. La acumulación y el provecho hacen el campo orégano a la corrupción. Su práctica habitual genera desconfianza en lo público, es decir: la corrupción es el motor de un grave círculo vicioso, mal haríamos en atacar selectivamente sólo sus expresiones groseras.

Los beneficios de los sucesivos gobiernos a las multinacionales y otras corporaciones (Monsanto, Chevron, Barrick, Walmart, Irsa, Cargill, Coca Cola, las farmacéuticas, la “patria contratista”, por caso), al capital financiero (bancos, pooles, buitres) y similares manifestaciones de privilegios, incluso las ventajas dadas a la metrópolis en perjuicio del resto del territorio, constituyen un saqueoinstitucionalizado. A ese saqueo le sirven el Estado, la llamada “justicia”, partidos y corporaciones que avalan el régimen. A algunos dirigentes esa estafa estructural no les basta, por eso trampean al mismo sistema tramposo que los encumbró, cebados en la impunidad. Esos árboles no deben taparnos el fondo del bosque, es decir, el régimen, que no precisa de rateros para ser esencialmente colonial y corrupto.

Junta Abya yala por los Pueblos Libres –JAPL-.

Paraná, 26 de febrero de 2016.-

Juan Antonio Vilar, Juan José Rossi, Pedro Aguer, Silvina Suárez, Lucrecia Brasseur, Jorge Villanova, Abel Schaller, Luis Lafferriere, Américo Schvartzman, Martín Barral, Santiago Fiorotto, Alberto Dorati, Víctor Hugo Sartori, Andrés Petric, Antonio Tardelli, Carlos Natalio Ceruti, Carlos Weber, Daniel Tirso Fiorotto, Martha Bader, César Baudino, Claudio Puntel, Ignacio González Lowy, Julio Majul, Marcos Tonina, Mario Alarcón Muñiz, Mario Daniel Villagra, Bernardo Zalisñak, Oscar Milocco, Mercedes Fiorotto, Ricardo Bazán, Santiago García, Sergio Daniel Verzeñassi, Santiago Weber, Mario Leonardo Londero, Julio Barbagelata, Fortunato Calderón Correa, Gustavo Lambruschini, Carlos Alberto Godoy, Celia Taffarel, César Pibernus, Mario Escobar.