Noche de música a puro chamamé y candombe

15-03-17 |

El Movimiento De Costa a Costa y los organizadores de los Contrafestejos recibieron el sábado 25 de febrero sendos cuadros simbólicos, que vinculan las luchas independentistas de ayer y hoy con el arte y los saberes antiguos.

Las y los jóvenes artistas entrerrianos de dos agrupaciones fueron distinguidos con el premio anual Conciencia Abya yala 2017, en un encuentro realizado por la Junta Abya yala por los Pueblos Libres en la escuela Alem de Paraná.

La reunión generó una confluencia del arte con la historia y la ecología, ya que los organizadores eligieron una fecha cercana al 22 de febrero, en recuerdo del Batalla del Espinillo e invitaron a participar a referentes de la lucha ambiental.

La obra para el Movimiento De Costa a Costa tiene un marco celeste con un pequeño boceto familiar de la artista Amanda Mayor, cedido por su familia. Fue elegido por los organizadores en virtud del talento y la coherencia de la artista, y cuando se cumplen 40 años de la masacre de Margarita Belén, en que asesinaron a su hijo, el entrerriano Fernando Piérola.

Abajo de la obra en lápiz se lee una frase de Amanda (cuyas esculturas y luchas son conocidas), sobre la sangre derramada, una expresión que no por casualidad coincide con las razones de José Artigas para trazar una banda roja al fundar nuestra bandera revolucionaria hace dos siglos. Mismas luchas por la emancipación.

Al pie una cinta roja en diagonal, y en bronce la inscripción Conciencia Abya yala 2015, Movimiento de Costa a Costa. JAPL. Al lado, una cabeza de loro de los alfareros orilleros, tallada bellamente en bronce. Es la insignia del Centro de estudios JAPL, que da el reconocimiento anual.

Los organizadores explicaron que según el poeta socialista uruguayense Raúl Fernández, la banda roja articula luchas de todos los tiempos. Dice de Artigas: “Lleva una rúbrica franca/ la proclama de su empresa:/ roja banda que atraviesa/ la bandera azul y blanca./ Rojo, color de pasión,/ de protesta justiciera/, hoy, la universal bandera/ de la humana redención”. 

Los del tambor 

Para las chicas y los muchachos de los tambores, un cuadro igual con marco celeste, y copias de un expediente en el que un esclavo liberto de Gualeguaychú apodado el Congo (Domingo Pereyra) hace trámites por un terreno que ganó en la guerra, y a los 80 años cuenta que luchó junto a Urquiza contra Rosas y esas cosas.

La copia no es de fácil lectura, pero al lado se reproduce lo principal, con el recuerdo de testimonios de quienes poseen en Paraná ese expediente, los obreros Bachini (aquí son plomeros). 

Por supuesto, se anota que el Congo es de la estirpe de Ansina (Joaquín Lenzina), un payador que fue esclavo liberado por Artigas y acompañó al caudillo hasta sus últimos días en el Paraguay. Por eso, también, una cinta roja diagonal en homenaje a la revolución federal y otras luchas.

Abajo el nombre del vecino de Gualeguaychú, Congo, y la placa de bronce: Conciencia Aby ayala 2017. Contrafestejos. JAPL, además de la imagen de la cabeza de loro.

En otras columnas nos hemos referido a la loable tarea de estudio, difusión y encuentro que realizan los músicos, tanto los del acordeón y la guitara como los del tambor, todo sin fines de lucro y con un compromiso inigualable por la historia y el arte de la región. 

El Congo 

Se lee en el cuadro, al lado del expediente: “Un entrerriano esclavizado desde el vientre de su madre regresa en esta escritura que los obreros Bachini de Gualeguaychú guardan hoy en Paraná”.

Ya con 80 años, aquel guerrero de la estirpe de Ansina se dirigió en 1891 en una carta al juez, como leemos en estas páginas de un abultado expediente histórico: Domingo Pereyra (á) El Congo, de este vecindario, afincado en suburbios al Nord Este de esta plaza principal, como mejor proceda a Ud. digo: que al regresar de la Campaña Libertadora que el General Don Justo J. de Urquiza emprendió contra el tirano Juan Manuel de Rosas… me agració dándome en propiedad para poblar un terreno en el cual actualmente se ostenta mi humilde choza. Excuso decirle Señor Juez, que esta concesión fue verbal… una de las pruebas más fehacientes que puedo rendir en comprobación de mi aserto, es la de que en el largo transcurso de cuarenta años nadie me ha disputado este terreno, y esto, que hoy domina la fiebre de poseer mucha tierra, por alto precio que se ha alcanzado…”.

Es un tramo de la honda huella de estos africanos en el Abya yala. Si no morían en el frente de batalla para darnos la independencia y la autonomía eran corridos por el poder y se juntaban a batir los parches en losContrafestejos pioneros, abriendo picadas entre los cañaverales de Gualeguaychú”.

Numerosos trabajadores, artistas, ecologistas, historiadores, llegados desde distintos puntos de la región, participaron del encuentro en la escuela Leandro Alem, de calle La Paz. 

El Chamarritero 

Momentos emotivos se vivieron en la escuela Alem cuando algunos de los artistas de las dos agrupaciones, como Guillermo Lugrin, Maru Figueroa, Yara Lencina, Facundo Gómez o Facundo Torresán, entre otros, e incluso el reconocido acordeonista Alcides Müller, contaron los proyectos colectivos y las experiencias personales, o recordaron a artistas que ya no están, como José Castro, el Chamarritero, fallecido hace tres semanas.

Su hija Cecilia Castro participó del encuentro y cantó con las bandas canciones de Aníbal Sampayo.

También cuando el historiador Juan José Rossi, radicado en Chajarí, entregó el reconocimiento a los integrantes de Costa a Costa, y el gualeguaychuense Julio Majul hizo lo propio con las chicas y muchachos de La Yaguarona, una expresión de los Contrafestejos.

Hubo canciones, tambores, y una rueda de mate en donde pudieron manifestarse distintas inquietudes desde perspectivas históricas, artísticas, sociales, ecológicas.

Recordaron, por caso, el nacimiento de José de San Martín, un 25 de febrero.

Como hubo referencias al nombre del continente, Abya Ayala, apuntaron también que un 25 de febrero de 1925 los pueblos Gunas de Panamá, cuya lengua nos dio la voz Abya Ayala (tierra en plena madurez, tierra de sangre vital), realizaron un levantamiento armado de resistencia contra la decisión del gobierno de Panamá de occidentalizar sus costumbres.

En esa revolución Guna, liderada por Nele Kantule, fundaron la República de Tule que tuvo corta duración pero permitió que el Estado de Panamá reconociera la autonomía y aceptara el idioma, la vestimenta y las costumbres de los pueblos antiguos de la región.

Los historiadores Juan José Rossi y Mauricio Castaldo hicieron referencias históricas sobre los pueblos del continente y muy puntualmente a la Batalla del Espinillo.

Los artistas que viajaron desde distintos puntos de la región desplegaron su talento con poemas, candombes, canciones y chamamés. 

La distinción 

El Movimiento De Costa a Costa y los Contrafestejos fueron elegidos para el reconocimiento Conciencia Abya yala por la recuperación y difusión de expresiones culturales en comunidad, con actitud de resistencia, independencia y libertad”.

“Consideramos para esta distinción el trabajo colectivo y decolonial en organizaciones juveniles que privilegian las cuerdas, los vientos, los parches, las voces, las danzas, los versos, el estudio, la mirada integral, y en cuyas ruedas confluyen el arte y el amor al conocimiento, la historia y la biodiversidad”.

Hay en los Contrafestejos y en el Movimiento De Costa a Costa una contestación musical y poética. Cultivando las artes, el encuentro y el amor a la Pachamama denuncian también la colonialidad, el imperialismo y la disgregación. Es nuestra intención saludar en ellos a todos los que están en ese ambiente, a quienes abrazamos con esta distinción”.

La contestación se sostiene en hondas raíces del Abya yala, y en las convicciones de las y los jóvenes para andar y desandar caminos sin atarse a los poderes de turno. Pero hay también una confluencia de vertientes que no venden el arte a las exigencias del mercado sino que acompañan los talentos para darle al pueblo lo que merece, o sea, lo mejor, como dice Atahualpa Yupanqui y repite el Zurdo Martínez”, dicen los organizadores de la Junta Abya yala por los Pueblos Libres.

Los organizadores conmemoran cada año, con distintas agrupaciones, la Batalla del Espinillo en la que un ejército de gauchos entrerrianos y orientales resistieron y derrotaron una invasión centralista mandada a fusilar a José Artigas. En esa batalla nació la Entre Ríos autónoma y se definió la organización federal de nuestros territorios.